Ikki de Fénix

Caballeros de Bronce

Características

Ikki es uno de los pequeños huérfanos adoptados por Mitsumasa Kido, con el objetivo de convertirles en caballeros de bronce protectores de la diosa Atenea. Es el mayor y más fuerte de todos ellos, y siempre protege a su pequeño hermano Shun de cualquier peligro. Decidió ocupar el lugar de su hermano, que había sido destinado a la Isla de la Muerte, y eso marcó para siempre su personalidad.

Cuando regresó como caballero del Fénix era un joven lleno de odio y rencor, que vive atormentado por la muerte de su querida Esmeralda, y que se había visto obligado incluso a matar a su propio maestro. Es por esta razón, que Ikki es el primer villano de la historia y se enfrenta al resto de santos de bronce antes de desvelarse quien es el verdadero artífice del mal que persigue a Atenea, y se une a Seiya y los demás.